Thursday, December 5, 2013

Guadalupe en un barrio marginado

Cosas aprendidas al vivir en un barrio marginado (slum/shanty town)




Al día siguiente llega otro vecino a tocarme la puerta.
-Ey niña usted, niña usted. Salga. Mire
-¿Qué?
Yo ya preparé desayuno para que desayunemos y ya mandé comprar para el almuerzo para que coma con nosotros en el almuerzo.  
Mira yo te digo que nunca jamás en la vida yo dejé de comer ahí. Nunca jamás en la vida dejé de estar bien a pesar de que toda la gente era pobre, híjole. Mirá yo ahí me di cuenta de que es mentira que el guerrillero sale de su casa,
-Hoy yo vengo a pelear por la causa de los pobres y que la revolución, y que no sé que, y él sale del campo de batalla y va a su casa a que la empleada le lave la ropa y que la mamá le dé de comer y que...entonces ¿cuál es la revolución que tiene? Entonces ¿cuál es el cambio por el que él pelea. Pero si tú estás viviendo ahí en el lugar, ese es otro pisto mamacita porque ahí estas viviendo una realidad del pueblo, la realidad de la gente.

Guadalupe, el primer pastel



ya te conté esa historia ¿va Olga?
No.
Yo tenía nueve años, mamacita chula, o sea mi mamá todo el tiempo horneaba y yo de chute churute siempre con ella, siempre no, mami, ¿y esto que es? y le ayudo y bato y bato y quito y pongo, -Esperate, ya me vas a ayudar. Ya me vas a ayudar y ella hacía el pastel y yo a lo único que ayudaba era a voltiarlo, pero yo había hecho el pastel, te digo cuando yo quizas tenía unos mis cinco o seis años. Pero cuando yo ya tuve nueve años mi abuelo venía de Estados Unidos por primera vez a conocerme entonces yo quería darle algo diferente, algo que nadie le diera.  Dije voy a hacer un pastel y cuando estaba a medio hacerlo, a mano mamacita, sin batidora ni nada, pura mano, -Mami venga ayudeme. -Mire, me dijo, caraja, usted se metió a hacer eso.  Usted termínelo.
-Vaya dije yo, se le pelaron los cables. Entonces hicimos así.  Ella sólo me dijo, -ya no lo bata -ya no sé qué y vio.  Más o menos me supervisó, resultas que hice un pastelón grandote, esperate que cuando ya lo iban a partir y ya era la hora de comérselo yo me fui a meter debajo de la cama, porque tenía pena de que no iba a servir lo que yo había hecho, y mirá y mi abuelo tan lindo se fue a meter debajo de la cama a platicar conmigo, fijate que belleza.
Ay que ternura
Te digo que para mí fue algo tan importante en mi vida, o sea me marcó, fijate y me marcó para bien, porque él llegó y me dijo, -Mire, mi amor, en mi vida yo he comido un pastel tan rico como este que usted me ha hecho. Mire que ni en Estados Unidos hacen estas cosas tan deliciosas que usted me hizo.  Quiero que salga porque le quiero dar un abrazo y felicitarla. Yo, mira, para mí, eso fue el premio más grande que yo pude haber recibido. Eso me entusiasmó a mi para seguir en la cocina.

Wednesday, December 4, 2013

Abuelo Cotuc Maya, 1, 2 y 3




Yo tenía once años cuando mi mamá estaba grave en cama. Ella me mandó a llamar a una señora que se llama, que se llamaba Ana. Pues, fui a llamar a [la] señora Ana y llegó a la casa -Aquí estoy, Socorro, ¿qué quieres? -Pues yo le mandé a llamar para que usted te encargás de la criatura porque yo hoy ya no voy a aguantar. Voy a morir. Sí. Entonces dejaron regalada a la pobre muchachita que se llamaba, e Rosalía. Y yo mismo fui a dejarla a casa de la señora y cuando yo [la] dejé empezó a llorar la pobre patoja y yo me vine también llorando. Sí.

Yo tenía3 once años cuando mi mamá estaba3 grave en cama. Ella me mandó2 a llamar8 a una señora que se llama1, que se llamaba3 Ana. Pues, fui2 a llamar8 a [la] señora Ana y llegó2 a la casa -Aquí estoy1, Socorro, ¿qué quieres1? -Pues yo le mandé2 a llamar para que usted te encargás6 de la criatura porque yo hoy ya no voy1 a aguantar8. Voy1 a morir8. Sí. Entonces dejaron2 regalada a la pobre muchachita que se llamaba3, e Rosalía. Y yo mismo fui2 a dejarla8 a casa de la señora y cuando yo [la] dejé2 empezó2 a llorar8 la pobre patoja y yo me vine8 también llorando. Sí.


 



Entonces con el tiempo tenía yo un mi amigo, sí.  Él se había ido al cuartel en ese tiempo, sí, y cuando al año terminó su tiempo, regresó y me saludó.

-¿Qué tal vos? me dice.
-Pues aquí bien, doler del pie todavía
-Ah, ¿todavía en ese? No seas baboso.  Váite al cuartel.  Allá en el cuartel te da de que comer, donde dormir,  le han de tener sueldo, y si estás enfermo te mandan al hospital y allí te curan. No seas babosa, andáite.
El otro día agarr . . . por el consejo del amigo, el otro día  a agarrarse mi maleta y fui al cuartel.
Sí.
Cuando yo llegué al cuartel, entre todos los que querían entrar en el servicio eran hombres grandes desde, eran de, de oriente.  Son grandes los hombres.  Yo entre ellos estaba yo,
Sí.
Y cuando llegó el jefe, el jefe del militar:
-¿Estos son los hombres que quieren entrar al cuartel?
-Sí,  éstos son los que . . . .
-Ah.  Empezó el mirarlos el jefe.
Y cuando llegó, llegó a verme. -Y ese patojo, ¿qué quiere?
-Yo también quiere el cuartel.
-A vos no aguantás.  Aquí se carga cien cartuchos.  Aquí no no aguantás m'ijo.
-Así que sea  para corneta, pedí yo
-Ah, eso sí está bueno, me dice el jefe.
Atras de los hombres me fui yo y entré en el cuartel y allí empecé a practicar el corneta y al mes ya sabía yo tocar. Era yo listo.  Gracias a dios que era yo listo.  Empecí, aprendí a tocar. 
Entonces y al mes, a los dos meses caí, me resbalé .  Entonces vinieron los compañeros.  Me abrazaron.
-Ah te golpiaste, compañero.
Me llevaron al hospital.
-Ah, fue grande el golpe
--Sí, es de mi pie.
ah, llegó el doctor
--Te diste grande el golpe, m'ijo,   Te vas al hospital militar
--Está bueno, jefe, oh, su doctor le dije.
Entonces el otro día me llevaron al hospital y allí me curaron.   Me tuvieron que operar del pie y cinco veces fue a estar en el hospital.  Logré a curar al pie y
pie.  Él por una parte lloró y a la vez contento porque yo mismo me curé el pie. cuando regresé  entonces, llegué a la casa ya y mi. . . le presenté a mi papá el pie que me dolía y le mostré.
--Ah, pobrecito.  Empezó a llorar el difunto el viejito por causa del enfermar el pie






Entonces un día me dice mi papá. -M'hijo, me dice, Ahora no te vayas a otra vez en el cuartel. Tus hermanas más pequeños que vos ya tienen familia y vos, nada. ¿Y quién por vos después? Vale más tener mujer, tener hijos. Hay quien por uno. Entonces, - Gracias, papá, le decía yo al mi viejito -Te voy a presentar tres patojas, me dice, una  aquí San Pedro, una en San Juan y una en Atitlán. Cualquiera de las tres, escogé de las tres y me avisás. Sí me dice mi papá. -Gracias papá, le contesté yo. Y al venir de trabajo pues veníamos con un mi cuñado, con bestias y encontré la señora que Dios me tiene ahorita y encontré en el camino. Le pregunté a mi cuñado, ¿quién era esa patoja? le dije. Ésta es la que estaba diciendo tu papa, desde hoy. -Ay, Miguel. Entonces ésa me voy a colar con ella. Ah va, decí a tu papá pues mijo. Entonces me voltié a verla a la muchacha y ella también me voltió a ver. Es decir pues, ambos tal vez Dios nos propuso para que seamos las e, madre o padre de la familia. Entonces llegué por la tarde le dije yo a mi papá, -Papa, le dije, lo que usted me dice desde hoy encontré una de San Juan. Fíjese que ella es el que usted me dice. ah Está bueno pues mijo. Entonces el otro día vino mi papá a solicitar permiso y empecé aquí a cantinear, a enamorar, mi señora Paula Méndez.

Entonces un día me dice1 mi papá. -M'hijo, me dice1, Ahora no te vayas6 a otra vez en el cuartel. Tus hermanas más pequeños qué vos9 ya tienen1 familia y vos9, nada. ¿Y quién por vos9 después? Vale1 más tener8 mujer, tener8 hijos. Hay1 quien por uno. Entonces, - Gracias, papá, le decía3 yo al mi viejito -Te voy1 a presentar8 tres patojas, me dice1, una aquí en San Pedro, una en San Juan y  una en Atitlán. Cualquiera de las tres, escogé9 de las tres y me avisás9. Sí me dice1 mi papá. -Gracias papá, le contesté yo. Y al venir8 de trabajo pues veníamos3 con un mi cuñado, con bestias y encontré2 la señora que Dios me tiene1 ahorita y encontré2 en el camino. Le pregunté2 a mi cuñado, -¿quién era3 esa patoja? le dije2. -Ésta es1 la que estaba3 diciendo tu papa, desde hoy. -Ay, Miguel. Entonces ésa me voy1 a colar8 con ella. -Ah va, decí9 a tu papá pues mijo. Entonces me voltié2 a verla8 a la muchacha y ella también me voltió2 a ver8. Es decir8 pues, ambos tal vez Dios nos propuso2 para que seamos6 las e, madre o padre de la familia. Entonces llegué2  por la tarde le dije2 yo a mi papá -Papa, le dije2, lo que usted me dice1 desde hoy encontré una de San Juan. Fíjese6 que ella es1 el que usted me dice1. ah Está1 bueno pues mijo. Entonces el otro día vino2 mi papá a solicitar8 permiso y empecé2 aquí a cantinear8, a enamorar8, mi señora Paula Méndez.

The emotions: part 1

Carlos de España








Es una historia que se llama...tampoco sé cómo se llama la historia, ¿tú me oyes bien? Es una historia que cuenta que hace muchísimos tiempo hace muchísimos años, en un lugar muy hermoso que había en la tierra que era como un paraíso se juntaron todos los sentimientos y todas las emociones de los seres humanos y después de que habían estado hablando de sus cosas durante varias horas pues El Aburrimiento bostezó dos veces y dijo ahhhhjjjj y entonces La Locura como siempre tan loca les propuso a todos jugar al escondite. La Curiosidad se marcó la ceja así, y preguntó -¿y qué es eso del escondite?
-Pues es muy sencillo, dijo La Locura. Yo cuento hasta un millón tapándome los ojos.  Y mientras yo cuento todos vosotros os tenéis que esconder y cuando yo termine os voy a buscar y según os vaya encontrando pues tenéis ya que salir de vuestro escondite y al primero que encuentre vuelve a contar para poder continuar. el fue el juego. Ay, El Entusiasmo y la Alegría se pusieron a bailar de la emoción tan...que les suponía aquel juego y consiguieron convencer a La Apatía de que jugara, cosa que era muy extraña porque La Apatía nunca le daban  ganas de hacer nada ¿no? Y incluso a casi todos los sentimientos.  Aunque hubo algunos que no quisieron jugar, El Miedo..El Miedo dijo que le daba miedo y que no quería y que le daba miedo jugar y La Soberbia dijo que -vaya juego más imbécil ese, aunque en el fondo lo que le pasaba a La Soberbia es que le molestaba mucho que a él no se le había ocurrido la idea de jugar al escondite. Y empezó La Locura a contar: uno, dos, tres, cuatro y todos los sentimientos salieron corriendo a esconderse y el primero que se escondió fue La Pereza que anduvo dos pasos y en una piedra ahí.
-¡Qué hueva! Y qué hueva tengo. Halló una piedra ahí. Y pues por ejemplo La Envidia se escondió a la sombra del Triunfo ¿no? El Triunfo que había conseguido subir a lo más alto del árbol más alto que había en el bosque por sus propios medios y se quedó allí escondido. Pues La Envidia se escondió a su sombra eh. Otro que se escondió también fue La Pasión y el deseo en el fondo de los volcanes. La Fe por ejemplo se escondió en el cielo, al lado de Dios. eh Y una que no sabía dónde esconderse era La Generosidad. Todos los sitios que escogía le parecían muy bien para sus amigos, Que si La Belleza, un lago de aguas cristalinas. Que si La Timidez, en la rendijita de un árbol. Así que al final se escondió detrás del arco iris ¿no? La Mentira se escondió en el fondo del mar...mentira jejeje que se escondió delante de una montaña.

paraíso: paradise
sentimientos: feelings
aburrimiento: boredom
pereza: laziness
bostezar: yawn
piedra: stone
locura: madness
qué hueva: how tiresome
proponer: propose
envidia: envy
escondite: hide-and-seek
sombra: shadow
esconder: to hide
fondo: depths
escondite: hiding place
fe: faith
suponer: supose
cielo: heavens, sky
conseguir: to obtain, get
lado: side
convencer: convence
generosidad, generosity
apatía: apathy
belleza: beauty
extraña: strange
timidez: timidity
incluso: even
rendijita: little crack
imbécil: idiotic
arco iris: rainbow
soberbia: pride
mentira: lie
molestar: bother



Bien, yo os voy1 a contar8 una historia pero no es1 una historia, que yo sepa6 no es1 esa epañola, es1 una historia...y tampoco es1 de mi vida ni nada. Es1 una historia que se llama1...tampoco se cómo se llama1 la historia, ¿tú me oyes 1bien? Es1 una historia que cuenta1 que hace1 muchísimos tiempo hace1 muchísimos años, en un lugar muy hermoso que había3 en la tierra que era3 como un paraíso se juntaron2 todos los sentimientos y todas las emociones de los seres humanos y después de que habían3 estado hablando de sus cosas durante varias horas pues el aburrimiento bostezó2 dos veces y dijo2 ahhhhjjjj y entonces La Locura como siempre tan loca les propuso 2a todos jugar8 al escondite. La Curiosidad se marcó2 la ceja así, y preguntó2
-¿y qué es1 eso del escondite?
-Pues es1 muy sencillo, dijo2 La Locura. Yo cuento1 hasta un millón tapándome los ojos. Mientras yo cuento1 todos vosotros os tenéis1 que esconder8 y cuando yo termine6 os voy1 a buscar8 y según os vaya encontrando pues tenéis ya que salir de vuestro escondite y el primero que encuentre vuelve1 a contar 8para poder8 continuar8. el fue2 el juego. Ay, el entusiasmo y La Alegría se pusieron2 a bailar de la emoción que les suponía3 aquel juego y consiguieron2 convencer a La Apatía de que jugara7, cosa que era3 muy extraña porque La Apatía nunca le habían3 dado ganas de hacer8 nada ¿no? Y incluso a casi todos los sentimientos. Hubo2 algunos que no quisieron2 jugar8, El Miedo..El Miedo dijo2 que le daba3 miedo y que no quería3 y que le daba3 miedo jugar8 y La Soberbia dijo2 que -vaya6 juego más imbécil ese, aunque en el fondo lo que le pasaba3 a La Soberbia es que le molestaba3 mucho que a él no se le había3 ocurrido la idea de jugar8 al escondite.
Y empezó2 La Locura a contar8: uno, dos, tres, cuatro y todos los sentimientos salieron2 corriendo a esconderse8 y el primero que se escondió2 fue2 La Pereza que anduvo2 dos pasos y en una piedra ahí.-¡Qué hueva! Y qué hueva tengo1. Halló2 una piedra ahí.Y por ejemplo La Envidia se escondió2 a la sombra del Triunfo ¿no? El Triunfo que había3 conseguido subir a lo más alto del árbol más alto que había3 en el bosque por sus propios medios y se quedó2 allí escondido. Pues La Envidia se escondió2 a su sombra eh. Otro que se escondió2 también fue2 La Pasión y El Deseo en el fondo de los volcanes. La Fe por ejemplo se escondió2 en el cielo, al lado de Dios eh Y una que no sabía3 dónde esconderse era3 La Generosidad. Todos los sitios que escogía3 le parecían3 muy bien para sus amigos, Que si La Belleza, un lago de aguas cristalinas. Que si La Timidez, en la rendijita de un árbol. Así que al final se escondió2 detrás del arco iris ¿no? La Mentira se escondió2 en el fondo del mar...mentira jejeje que se escondió2 delante de una montaña.


Tuesday, December 3, 2013

The emotions: part 2



El que no tuvo2 ningún problema de encontrar un escondite fue2 El Egoismo, oye. Encontró2 un sitio rápidamente, un sitio seco, bien ventilado eso sí, para él solo. Y así se fueron2 escondiendo todos y el único que no encontraba3 un lugar para esconderse8 era3 El Amor. Estaba1 buscando y buscando y buscando. Vio2 a La Duda que no sabía3 si esconderse8 delante o detrás de una verja. Vio2 al Olvido que se le había3 olvidado que estaba3 jugando y estaba3 por allá. Y total que llegó2 al final a un parque muy lindo y en el centro del parque había3 un rosal de rosas rojas y aquello enterneció2 al Amor y se escondió2 allí entre las rosas, entre las flores y las espinas. -Un millón, terminó2 La Locura. Se dio2 la vuelta y ¿a quién fue2 el primero que encontró2?
-A la hueva. A la hueva, a La Pereza que estaba3 allí.
-Te he1 visto Pereza. Siguió1 andando y siguió1 andando y vio2 al Triunfo en lo alto del árbol e inmediatamente descubrió2 a La Envidia. Al Egoismo no hizo2 falta descubrirle8. Aquel lugar en el que estaba3 tan a gusto y tan solito terminó2 siendo un nido de avispas y salió2 corriendo de allí. A La Mentira la encontró2 en lo alto de la montaña. Mentira, que estaba3 en el fondo del mar. Cuando los volcanes tronaron2 y la tierra se agitó2, descubrió2 al Deseo que estaba3 allí escondido. A La Fe la descubrió2 porque estaba3 discutiendo con Dios sobre los animales. Y pasó2 el tiempo y pasó2 el tiempo. Encontró2 a La Angustia en una cueva oscura. Encontró2 ...encontró2 al Olvido que se le había3 vuelto a olvidar8 que estaba3 jugando al escondite. Pero cuando ya estaba1 cayendo la tarde y el sol se empezaba3 a ocultar y sus rayos caían3 oblicuos y amarillos sobre la tierra el único que faltaba3 por encontrar 8era3 El Amor. Y ¿dónde estará El Amor? y La Locura llegó2 hasta el jardín donde estaba3 el rosal e intuyó2, porque estaba3 loca pero no era3 tonta, que quizá ahí dentro estaba3 El Amor pero como pinchaban3 las espinas de la flor, pinchaban3, agarró2 un palo y empezó1 a mover el rosal y entonces escuchó2 -Ay ay ay. Con las espinas se le habían3 clavado... Las espinas se le habían3 clavado en los ojos al Amor y salió2 sangrando El Amor y diciendo -mira lo que me has1 hecho. Me has1 dejado ciego. No puedo1 ver. Y de sus ojos manaba3 la sangre y La Locura se quedó2 totalmente... -¡Pero no! Yo no quería3. Ha sido sin querer8. Yo solo quería3 encontrarte8 y haré6 todo lo que tú me pidas. Haré6 todo lo que tú quieras. Seré6 tu perro lazarillo, y así fue2. Y así es1 que desde que los sentimientos se pusieron2 a jugar8 al escondite por primera vez, El Amor es1 ciego y La Locura siempre lo acompaña1.


You may also need to review the vocabulary from part 1

egoismo: selfishness
ocultar: hide
duda: doubt
oblicuos: at an angle
olvido: forgetfulnes
pinchar: to prick
rosal: rose bush
agarrar: to grab
enternecer: feel tenderness
palo: stick
espina: thorn
clavar: to stick in, puncture
triunfo: triumph
sangrar: to blead
descubrir: discover
ciego: blind
nido de avispas: wasps' nest
emanar: pour out
tronar: roar, to thunder
sangre: blood
agitar: to shake
perro lazarillo: guide dog
olvido: forgetfulness

doña Eudelia y los elotes






Mire, cuéntele la historia cuando se robaron los elotes. Jajajaja Cuéntele pues.
Mire. ¿Qué pasó con los elotes?
Los elotes... ¿cuáles elotes?
Ah, yo no sé. Usted cuéntele.
Que cuando se robaron los elotes
Cuando su papá la....
Eso fue cuando estábamos cipotas.
Cuéntele pues.
Estaba vivo mi papá. Entonces nosotras íbamos a traer agua al río verdad y veníamos y pasábamos en medio de la milpa y por eso es que dicen que las cosas son tentación ¿verdad?  Pero nosotras éramos cipotas y no no sabíamos el daño que íbamos a hacer y bueno y llegábamos con la agua y nos cortamos dos elotes, uno yo y otro mi hermana Marta, la que está en Estados Unidos y entonces en la tarde cuando la...mi madrastra estaba torteando dijimos a echar los elotes bien contentas y llega mi papá y
-esos elotes ¿dónde los han traído? Ellas los han traido ¿a saber de dónde? y ya nos llamó uno por uno y dijo -mire ¿quien les dio los elotes?
-Nosotros los cortamos en la milpa ahí donde pasamos del señor, Nicanor se llamaba el señor,
-ah y ¿él se los dio?
-No, nosotros lo cortamos porque teníamos ganas de comer elote asado, cipotadas vea.
Y entonces vino.
-Mire me dijo, a las dos...eran como las cinco de la tarde, -hoy me van a dejar esos elotes a la milpa y los ponen donde los cortaron,
-¿Sabe qué hicimos? Cortamos unas pencas de ..de huerta entonces cuando .. allá los pusimos los elotes amarrados, asados jajaja y ya regresamos.
Ya no fuimos más y le digo a mi hermana como yo era la más grande,
-Mirá, le digo, vamos a traer el agua. Llevemos el agua. No nos vayan a ...ah y entonces viene y ...y nos fuimos a traer el agua y llegamos, ajá y los elotes. Allá los dejamos en la milpa. A los días se vio mi papá con el señor vea, y entonces dice que le dijo,
-Mirá Roque, fijate que a saber quiénes me robaron unos elotes y los fueron a amarrar ya asados xxxx
jajajaja Eso no lo había contado. Usted había contado de los elotes pero no que estaban asados.


cipote: child, young (en el Salvador)
cipotadas: kid's stuff
elote: ear of sweet corn
madrastra: stepmother
torteando: making tortillas
echar los elotes (fix the corn)
asado: grilled
milpa: corn field
pencas: pieces of twine
a saber : "who knows . . .?"

Monday, December 2, 2013

Carlos observations on bull fights


Y luego fue muy divertido porque yo les dije que cuando era pequeño, cuando yo era un niño muy pequeño, como os decía antes no hacía mucho deporte, pero yo quería ser torero, entonces se dice que los toreros están hechos de un polvo especial, como dice la Biblia que todos somos hechos a bese de polvo, aquí se dice que estamos …que los toreros están hechos de un polvo especial porque a ellos los…cuando tienen un incidente con un toro, una cogida, en una semana están.. vuelven a torear, es algo que no se explica porque tienen mucha fuerza, mucho valor, entonces yo le decía a la enfermera, si por este corte me mareo, si llego a ser torero digo hubiese sido el peor torero de la historia y…y ahí me di cuenta que hubiese sido mal..mal torero pero sí es verdad que quería ser torero.  Mi mamá no me dejó porque decía que prefería un hijo vivo pero pobre que un hijo rico pero muerto y…y bueno pero sí es una gran afición que tengo a los toros.  Cuando era un niño pequeño nos regalaban un balón y no me gustaba, me regalaban un trapo rojo y estaba en mi casa dando capotazos
[¿y hay muchos niños que se ilusionan con ser toreros aquí?
Ahora mismo ya no, en la actualidad se…en la actualidad el mundo del toreo en España está…está…digámoslo de alguna manera en horas bajas, porque ya hay muchas organizaciones en defensa de los animales que opinan que…que el toreo no es una cultura que bueno, que es maltrato animal etc.  Entonces no hay mucha afición y ahora el deporte es un deporte que está… todos los deportes España tiene una generación muy buena de deportistas en muchas campos.  Entonces ya no hay tanta cultura de toros como había antes, por ejemplo ahora aquí se venden cromos de deportistas, sticks, pegatinas que los chicos coleccionan y las pegan en un álbum, cuando mi padre era joven era lo mismo pero con toreros, ahora ya es con deportistas, ya  el mundo del toro no llega a..a los jóvenes a la clase joven
[¿y qué nombre le puso a los…los qué?]
cromos [cromos]
Cromos, aquí en España se llaman cromos




Se compran en los kioscos, en sobres que no sabes cuál te toca y luego los chicos lo cambian en el colegio con sus compañeros -Te doy dos por este o … Entonces ahora el mundo del toreo está un poco..al borde… está en el principio de la desaparición.  Por ejemplo ya hay lugares en España, como Cataluña que han hecho una ley que quieren prohibir el…que se toree en Cataluña, que haya toros en Cataluña.  Sin embargo hay otro sector de gente que sigue queriendo que haya…que haya toros entre los que me incluyo y…eh porque me parece un..un hecho cultural eh…
[y que tiene una historia larga]  tiene una larga historia, es algo…es una tradición y es un arte.  El problema es que también el arte, yo opino, obviamente no puedo ser imparcial, no puedo tener una idea neutral, el arte hay que apreciarlo.  Yo quiero decir, he ido a museos de arte, de cuadros y he visto a gente decir que ellos podrían pintar un Picasso porque son formas muy simples.  Creo que Picasso sólo hay uno en la historia de la humanidad, si fuese tan fácil todo el mundo lo haría.  Entonces creo que se ha perdido la cultura de los toros de que alguien te diga cuando una faena de toros está bien hecha, lo difícil que es hacer un pase o lo difícil que es colocarse bien delante del toro o no mover los pies.  Creo que esa cultura se ha perdido porque se ha ido perdiendo la…eso, el…la sabiduría de los toros. 

Entonces se ve como un espectáculo que un toro pasa a través de un trapo pero es mucho más que todo eso, es como el torero tiene colocados los pies, es como coloca la mano, es si cuando una vez el toro pasa tiene que frenar o no para volver a pasar otra vez por el…son muchas cosas muy complicadas que…que si no lo entiendes, si no lo aprecias no lo puedes ver el arte en ellos.  Es como…es como la gente que,  por ejemplo a mí me gusta mucho la música y la gente que dice que Erick Clapton toca mal la guitarra porque dice que es xxxx que es como conocen a Eric Clapton, perdón por la pronunciación, cuando intentas tocar una canción de Eric Clapton a la guitarra, sabes lo difícil que es, pero cuando lo ves dices, pero este hombre toca muy despacio, toca muy simple, pero cuando intentas tocar y digo intentas porque es muy difícil, te das cuenta la dificultad.  Pero en toros es lo mismo.  Si tú ves un toro pasando a través de un trapo y entonces ah bueno, qué ha pasado, pero cuando de verdad sabes lo difícil que es lo que está haciendo, aprecias mucho más el arte. Y bueno, maltrato animal, es verdad que en Portugal no se mata al toro al final de la…se hace todo igual pero no se mata.



Yo creo que aquí en España la cultura siempre ha sido matar al toro y debe de mantenerse así.  Esa carne de ese toro se utiliza para comer, es decir que no es un animal que muera en vano y en …en cuanto la gente que dice que es maltrato, yo creo que es mucho más honroso, tiene más honor dar al toro la oportunidad también de matar al torero que meter a una vaca entre tres paredes y darle una descarga eléctrica.  Creo que por lo menos le estás dando la oportunidad de ..de defenderse de matar también a la persona que está delante de él intentando matarle, que meter, ya te digo, una vaca entre cuatro paredes que no pueda moverse para ningún sitio y darle una descarga eléctrica o un disparo en la cabeza o…creo que es mucho más honroso eh morir así
[S] Si el toro gane ¿qué pasó con el toro?
El toro cuando es muy muy muy buen toro no se le mata.  Se llama indulto, se le indulta y se le deja de semental para que pueda haber más toros con esas características, pero tiene que ser un toro muy muy bueno
[pero no vuelve a torear porque ya sabe]
No, claro, no no ningún toro…por eso se matan también, porque ningún toro que ha sido toreado puede volver a estar en una plaza porque ya sabe que no tiene que seguir al trapo, tiene que ir al que lleva el trapo. Entonces cuando un toro mata a un torero, tiene que morir por obligación ese toro eh digamos no como venganza pero es una..es como…sería muy duro también para la familia del torero ver a ese toro otra vez por el campo.  Entonces se mata y se quema, se quema para…por eso para que nadie coma esa carne, es como una…como…una superstición, superstición es como una…para atraer la…para alejar la mala suerte.  Se quema porque normalmente los buenos..los toros que han gustado a los toreros les cortan la cabeza, la disecan y los toreros la cuelgan en sus casas entonces esos toros no..los queman para que no estén nunca visibles porque es como una mala suerte ¿no?  Ha matado una persona y nadie quiere volver a ver a ese toro. Hace dos días estuve en Sevilla de viaje y entré en la plaza de toros de Sevilla que es una de las más importantes del mundo y está la cabeza de la vaca de la madre del toro que mató a Manolete.  Manolete fue un torero muy importante en los años cincuenta aquí en España, el más importante, el torero más importante de los años cincuenta fue Manolete y ese..el toro que lo mató fue matado y quemado, pero se conserva la cabeza de la madre, como no se puede conservar la cabeza de ese toro…
[como un poco de honor]
Sí pero obviamente la cabeza del toro que mató a Manolete no van a  puede…no puede…no podría estar en ningún museo